Arte Rupestre

NOTICIAS DEL ARCO






Contacto
 


Inicio > Noticias



El mito de la caverna al revés

El mito de la caverna al revés
Un pequeño grupo de periodistas visitó anoche Ekainberri, la minuciosa réplica de la cueva de Deba, que hoy, por fin, celebrará su inauguración oficial.
    PLATÓN , uno de los más célebres filósofos de la Grecia antigua, explicó a través de su deslumbrante mito de la caverna la situación del ser humano respecto al conocimiento. En su relato hablaba de unos prisioneros cautivos en el interior de una cueva que sólo pueden ver las sombras de los objetos que proyecta la luz de una hoguera. El sabio pretendía ilustrar así la ignorancia en la que vive el hombre cuyas preocupaciones se refieren al mundo de los sentidos y apostaba por la filosofía como fuerza liberadora que nos permite salir de la caverna y acceder al mundo verdadero, el de las ideas.

Pues bien. En el caso de la réplica de Ekain, ubicada en Zestoa, podría hablarse de la trasposición del mito platónico. Durante largos años, ha permanecido enclaustrada en el reino de las ideas, reducida a un mero proyecto que ha ido encadenando retraso tras retraso. Afortunadamente, Ekainberri abrirá mañana sus puertas para que lo que hasta ahora ha sido sólo una idea se convierta en algo perceptible por los sentidos del público que, en este caso, estaba deseando entrar en la caverna.

A última hora de la tarde de ayer, un pequeño grupo de periodistas pudo visitar la esperada réplica, horas antes de la inauguración oficial, que se celebrará hoy. En medio de una gran expectación, uno de los responsables del proyecto científico de Ekainberri, Jesús Altuna, ofreció una visita guiada por la réplica a los medios de comunicación por un recorrido que calificó de "sinuoso".

Al principio de ese trayecto al visitante le espera un vestíbulo y un habitáculo con un mapa que recuerda los otros yacimientos de arte rupestre vascos, que suman una quincena. El taller del artista está sumido en la oscuridad, una advertencia a la retina, para que se adapte a la penumbra que preside la réplica. Las paredes de la cueva están recreadas con piedra arenisca, que proporciona una fuerte sensación de realismo, a lo que también contribuye el sonido de las gotas de agua, las filtraciones, estalactitas y hasta pequeños charcos, un rosario de detalles encaminados a ofrecer una reproducción "lo más fiel posible".

En la visita, que no supera la media hora de duración, el recorrido se hace dos veces. Es un camino idéntico, pero las percepciones son opuestas. La primera la realiza el visitante solo, en silencio, y está imbuida de aire misterioso y cierto desconcierto. El final de esa ruta iniciática desemboca en un vídeo, de aproximadamente cinco minutos, que explica la vida y la técnica de los artistas del Paleolítico, los que, hace 14.000 años, expresaron su forma de vida en las paredes de su hogar con pinturas e, inconscientemente, legaron un testimonio incalculable.

El documental da paso al segundo recorrido, en el que los visitantes estarán ya acompañados por un guía. Ayer oficiaba de lazarillo Altuna, un cicerone de excepción. El prehistoriador, experto conocedor de la cueva original, detalló las características de las pinturas; las más importantes, con mayor minuciosidad.

Entre ellas, sobresale al principio de la cueva una cabeza de caballo, la de mayor tamaño, pintada con gran destreza. A continuación, emergen, bajo una iluminación muy cuidada, bisontes, cabras y osos, la mayoría delineados con tizones de carbón, salvo algunas, trazadas con dióxido de manganeso, exactamente igual que en el yacimiento original.

Es el momento de contemplar el panel de caballos, el más bello de todo el arte rupestre francocantábrico, la joya de Ekain y, a la postre, de Ekainberri. En este punto, Altuna recordó lo que el famoso escultor Eduardo Chillida le dijo en una ocasión, refiriéndose a una de las figuras del panel:

-"Quien pintó este caballo sabía un rato largo de pintura".

técnicas de última generación

Preservación del entorno

El prehistoriador indicó que la apertura de la réplica se sustenta en tres principios. En primer lugar, la conservación del valle de Sastarrain, en cuanto que el entorno constituye "un elemento museístico más", porque es el lugar donde vivieron los pintores . Además, Altuna aludió a la conservación de la cueva original, ya que la apertura de Ekainberri, ubicada a medio kilómetro de la original, que pertenece a Deba, evitará que se "deterioren" las pinturas.

La réplica, en la que se han invertido nueve millones de euros, está dotada de "técnicas de última generación". "En el futuro no se mirará a Lascaux", sino a Ekainberri, vaticinó Altuna.

El edificio ha sido diseñado por Txema Alberdi quien, junto al propio Altuna y a su compañera y colaboradora, Koro Mariezkurrena, han defendido que se accediera a la réplica a pie. Así se hará, finalmente, para disfrutar de la belleza del valle de Sastarrain, con cuyos elementos geológicos se "funde" la construcción. En el trayecto, se pasa por delante del Palacio Lili y hay que superar una pequeña cuesta. Quienes deseen conocer la cueva lo harán en grupos de 20 personas, deberán realizar previamente la reserva, y las entradas se adquirirán en un punto de información de Zestoa. Se esperan 80.000 visitantes al año.

La diputada de Cultura de Gipuzkoa, Mª Jesus Aranburu, estuvo presente en el recorrido, aunque no hizo declaraciones. Hoy regresará a Zestoa para asistir a la inauguración oficial, que se celebrará a las 12.30 horas, a la que también acudirá la alcaldesa, Alazne Olaizola, y la consejera de Cultura del Gobierno Vasco, Miren Azkarate. Es duda, sin embargo, la presencia del lehendakari, Juan José Ibarretxe.

Será el final de un viaje que comenzó hace once años. En 1997 ya existía un proyecto de réplica, cuya primera fecha prevista de inauguración fue un lejano 2002. En los dos últimos años se han dado al menos cinco fechas distintas. Distintos motivos, entre ellos los económicos, explican un retraso que se ha hecho largo para los propios técnicos y los amantes de la prehistoria, aunque, en el contexto de 14.000 años, apenas entrañen la duración de un fogonazo de luz.




Fuente: Noticias de Guipuzkoa



© 1999 - 2017 Consejo de Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica


Web desarrollada por el Servicio de Patrimonio Histórico de la Región de Murcia
Volver al Inicio