Arte Rupestre

NOTICIAS DEL ARCO






Contacto
 


Inicio > Noticias



«Este año establecemos récord en acciones promocionales de la región, con 198 jornadas»

La participación de Cantabria en la Feria Internacional de Valladolid, que alcanza la 75 edición, es una tradición, una cita ineludible. No en vano, del grueso del turismo nacional, la comunidad castellano-leonesa es una de las que mayor número de visitantes aporta a la región. Francisco Javier López Marcano, responsable del área, destaca que la presencia de Cantabria en este certamen es importante «porque estamos en uno de los mercados estratégicos para nuestro turismo». Y es que hay un dato que habla por sí solo: el año pasado esta feria tuvo más de 250.000 visitantes, entre profesionales y público en general, por lo que es «un gran escaparate» ¯resalta López Marcano¯ para la oferta de empresas o productos representativos de sectores que abarcan desde la automoción, la alimentación o el turismo. Por este motivo Cantabria muestra sus mejores galas en esta cita, añadiendo a la exposición de sus recursos habituales un aliciente que el consejero de Turismo está convencido que está llamado a convertirse en «un reclamo de calidad y excelencia»: la declaración de Patrimonio de la Humanidad a nueve cavidades con arte rupestre.

-¿Qué presenta Cantabria en este certamen?

-La Feria de Valladolid significa el pistoletazo de salida al intenso calendario de promoción que impulsa la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte. Desde enero a diciembre, contempla la promoción de la región en veinte países y en once comunidades españolas. En total, cuando acabe el año se habrán realizado 121 acciones de promoción, un 10% más que en 2007. Una cifra récord que se traduce en 198 días de actividad. Estas cifras dan una idea clara de la intensidad y diversidad de los instrumentos de promoción que hemos puesto en marcha.

-Y en época de crisis el esfuerzo debe ser mayor...

-Está claro, en tiempos de incertidumbre económica, nuestra presencia en ferias como la de Valladolid debe ser más importante. Debemos buscar nuevas formas para comunicar nuestro rico y variado producto turístico, conservar a nuestros visitantes tradicionales, como son los castellano-leoneses, y, al mismo tiempo, atraer otros nuevos que busquen una experiencia distinta para pasar sus tiempos de ocio. Como no podía ser de otra manera, Cantabria se viste con sus mejores galas para estar presente en este certamen, que es visitado por miles de personas y más en el año en el que se celebra su 75 aniversario. Además de con nuestros recursos habituales, en esta ocasión nos acercamos a Valladolid con un nuevo aliciente llamado a convertirse en un reclamo de calidad y excelencia: la declaración de Patrimonio de la Humanidad a nueve cavidades con arte rupestre que dan una difusión mundial a las joyas que alberga nuestra tierra.

Sin duda este conjunto de cuevas, alguna de ellas no suficientemente valoradas y conocidas, son una excusa que se añade para acercarse a Cantabria y experimentar emociones que sin duda quedarán grabadas en la memoria de quienes tengan la oportunidad de conocerlas.

Como es habitual, en esta Feria Internacional no estamos solos, ya que nos acompañan ayuntamientos, centros de iniciativas turísticas, asociaciones y empresas, coordinados como es habitual por la Cámara de Comercio de Cantabria, que nos ayudan a ofrecer una propuesta global y diversa, preparada para dar satisfacción al turista más exigente. Este es el gran objetivo que nos proponemos conseguir.

-¿Puede darnos alguna valoración de la campaña de verano?

-Aún estamos tabulando los datos correspondientes al mes de agosto, pero como ya he afirmado en otras ocasiones el mes de julio no ha sido tan malo. Los datos constatados revelan un aumento del 1,24% con respecto a la ocupación de 2007, y julio se cerró con un 68%. Según las consultas que estamos realizando, todo indica que estamos más o menos igual que el año pasado, y esa catástrofe que predecían algunos no se está produciendo. Eso sí, coincido con los hosteleros en que pueden igualarse las cifras de turistas pero no el gasto medio que realicen en la región. Con todo, quisiera lanzar un mensaje de moderado optimismo, no como los pesimistas y agoreros que ya hablaban de crisis antes del verano. No será el sector turístico el más afectado por esta difícil situación.

-¿Cuáles son los canales de promoción reservados específicamente para Castilla y León?

-Como ya he afirmado Castilla y León son uno de nuestros mercados de referencia, y la afluencia de turistas de esta zona es cada vez mayor, y más cuando las comunicaciones han mejorado notablemente. La estrategia se basa en dos líneas de actuación. Por un lado conservar el turismo de verano, y por otro fomentar el de los fines de semana, que se han visto muy beneficiados con la nueva autovía, que nos acerca mucho más. A ello debemos añadir iniciativas ya veteranas como el intercambio de escolares según un convenio con la Diputación de Valladolid y que trae a la región cerca de 2.000 estudiantes castellano-leoneses que conocen recursos tan emblemáticos como el Parque de Cabárceno, Altamira, El Soplao, etcétera. Este tipo de actuaciones son importantes para nosotros pues vamos creando 'cantera' para futuros visitantes. Nuestra presencia, ya tradicional en la Feria Internacional de Muestras de Valladolid, demuestra ese interés por este mercado, y confío que aunque ya son muchos los que nos visitan de esta tierra, seguro que siempre encontrarán algo que les pueda sorprender y agradar en nuestra tierra».



Fuente: eldiariomontanes.es



© 1999 - 2017 Consejo de Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica


Web desarrollada por el Servicio de Patrimonio Histórico de la Región de Murcia
Volver al Inicio