Arte Rupestre

NOTICIAS DEL ARCO






Contacto
 


Inicio > Noticias



"Las pinturas rupestres deben tratarse como si fueran obras de Goya"

«Las pinturas rupestres deben tratarse como si fueran obras de Goya, para evitar las agresiones que se producen contra ellas», comentó ayer el prehistoriador Jean Clottes, en el curso «El arte rupestre en el siglo XXI. Perspectiva integral», que imparte la Universidad Internacional de Andalucía en su sede de la isla de La Cartuja.
Clottes, participó junto al director del Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira, José Antonio Lasheras, y el doctor en Historia por la Universidad de Granada y director del curso «El arte rupestre en el siglo XXI. Perspectiva integral», Julián Martínez, en las ponencias que descubren las líneas innovadoras de la investigación, la protección legal y física, la aplicación de nuevas tecnologías y la gestión de los grandes lugares con arte rupestre.
Una de las principales conclusiones del curso que se ha desarrollado esta semana es que «las pinturas rupestres son un bien frágil que necesita condiciones especiales de conservación y que además necesita protección por la actividad humana», apuntó director del curso. Es por esto que el prehistoriador Jean Clottes comentó que para luchar contra las destrucciones y evitarlas lo más posible «la solución es la educación y la difusión del conocimiento». Además dijo que «es necesario que la sociedad tome conciencia del valor del arte rupestre». Esto implica la creación de «cursos como el impartido por la UNIA, exposiciones y la divulgación en los medios de comunicación».
La cueva de Altamira
Lasheras, director del museo cántabro, afirmó que «la cueva de Altamira está cerrada tan sólo para estudiar cuál es su estado de conservación».
Además, dijo que «se están estudiando los riesgos del cambio climático sobre la cueva con la idea que impedir que éstos se transformen en daños para las pinturas».
Según afirmó, «a finales del 2009 se tendrán los datos para tomar la decisión de la reapertura de la cueva» que, desde su punto de vista, debería estar «abierta siempre al mayor número de personas, pero siempre con un límite cuantitativo».
En referencia a las visitas a la «neocueva» y el nuevo museo, Lasheras dijo que «las expectativas se han cumplido en un tiempo récord» y señaló que «es uno de los más visitados en España». Además, «no hay ningún museo monográfico de prehistoria en Europa, y por lo tanto en el mundo, tan visitado como el de Altamira», zanjó. En este contexto, subrayó que «Altamira es un centro expositivo valorado como excelente o muy bueno por el 80 por ciento de sus visitantes»
Por otra parte, los ponentes señalaron que las condiciones ambientales han conservado las pinturas 20.000 años y eso no tiene por qué cambiar. Es por esto que hay que prestar atención a la conservación de los lugares con arte rupestre. «Hay prestar atención a este patrimonio especial porque está en el entorno natural» donde «la actividad humana con las pintadas o un turismo excesivo en las zonas puede dañarla gravemente», agregó.



Fuente: ABC Sevilla



© 1999 - 2017 Consejo de Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica


Web desarrollada por el Servicio de Patrimonio Histórico de la Región de Murcia
Volver al Inicio