Arte Rupestre

NOTICIAS DEL ARCO






Contacto
 


Inicio > Noticias



Centenares de personas descubren la historia del Tolmo de Minateda

El pasado fin de semana se desarrollaron las XI Jornadas de Puertas Abiertas en el Parque Arqueológico del Tolmo de Minateda, en el marco de la celebración de las Jornadas de Patrimonio Europeo. Como viene siendo habitual, también se visitó el Abrigo Grande de Minateda, considerado como uno de los yacimientos clave del arte rupestre levantino.

El yacimiento del Tolmo de Minateda está ubicado en el término municipal hellinero, a unos 12 kilómetros del mismo, en la pedanía de Minateda, donde la carretera N-301 que une Madrid con Murcia cruza el arroyo de Tobarra. Es Bien de Interés Cultural (BIC) y uno de los cinco Parques Arqueológicos de Castilla-La Mancha.

En un improvisado recibidor, al aire libre, las decenas de visitantes que llegaban hasta el Tolmo, tras dejar la carretera nacional, formaban grupos dirigidos por arqueólogos y monitores que les acompañaban durante la visita al complejo arqueológico, que en dos años contará con un Centro de Interpretación, costeado por la Junta de Comunidades en tres anualidades.

Aunque a lo largo del siglo XX se han desarrollado diferentes actuaciones arqueológicas, hasta 1988 no se sistematizaron los trabajos, constituyendo el Proyecto de Investigación Tolmo de Minateda, de la Consejería de Cultura de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, y en el que trabaja un equipo del Museo de Albacete y la Universidad de Alicante. En el proyecto colaboran también, de forma muy activa el Ayuntamiento de Hellín y la consejería de Trabajo, a través del Sepecam.

Los trabajos realizados han puesto al descubierto vestigios monumentales de varias ciudades superpuestas, desde el período romano, hasta la época emiral islámica, si bien la primera ocupación del yacimiento se remonta a la Edad del Bronce.

Merece la pena destacar, entre los vestigios descubiertos, la presencia de un conjunto de estructuras defensivas único en su género y la excavación de uno de los conjuntos eclesiales visigodos más importantes de la España antigua.

La superficie del cerro se encuentra llena de vestigios tallados en la roca, entre los que destacan las partes rupestres de ingenios para prensar uva o aceituna. Hoy puede verse una de estas almazaras ya excavada, comprobando cómo el proceso de fabricación del aceite era en la antigüedad bastante similar a como lo ha sido hasta hace no muchos años. Esta almazara ha sido parcialmente restituida para una mejor comprensión por parte del visitante.
Campaña de trabajo. Según información facilitada por la dirección de las excavaciones, el pasado 1 de junio comenzó la vigésima campaña, que concluirá a finales de este mes de octubre, y en la que un equipo de cinco técnicos y 25 peones.

La inversión por parte de la Consejería de Cultura, Turismo y Artesanía y el SEPECAM para financiar los trabajos que se están llevando cabo es de 316.466 euros.

Actuaciones. Explican que durante estos meses, «los trabajos se han concentrado, por un lado, en retomar las labores de excavación de las estructuras defensivas en el Reguerón, una vaguada natural que constituye el único acceso fácil a la zona alta del cerro. La excavación de este sector, que fue el primer trabajo ejecutado en el proyecto, fue interrumpida en 1996. Puesto que el citado Reguerón constituye el desagüe natural para las avenidas pluviales, las estructuras exhumadas quedaban expuestas a numerosos problemas de conservación, por lo que se decidió dejar un sector en reserva para procurar una estructura provisional que hiciera las veces de desagüe y acceso para el público. Una vez ejecutadas las obras de recogida de aguas pluviales y la construcción de una pasarela de acceso que discurre en paralelo al camino original de acceso a la ciudad, la excavación puede ser retomada ahora en el extremo meridional del sector, donde las diferentes líneas de muralla documentadas hace años tienen continuación».

En las últimas semanas, los trabajos efectuados en el sector, «han dejado al descubierto la espectacular continuación del baluarte defensivo de época visigoda, una obra de grandes dimensiones. También en la presente campaña se han continuado los trabajos en el denominado Corte 60, en la plataforma superior sur del yacimiento. En este lugar, en el que las últimas campañas se ha documentado, como elemento más destacable, un conjunto religioso de época visigoda compuesto por una basílica y un palacio episcopal. Además, se están realizando una serie de labores necesarias para la pronta creación del Parque Arqueológico, como la apertura y conservación de los caminos que constituirán el itinerario autoguiado, o la consolidación, restauración y puesta en valor de las estructuras exhumadas en las últimas campañas».

Los visitantes también pudieron dirigirse a la zona conocida como el Abrigo Grande de Minateda, considerado como uno de los yacimientos clave del Arte Rupestre Levantino, declarado recientemente Patrimonio de la Humanidad e integrado en el ámbito de protección del Parque.


Ubicación. El Abrigo está ubicado en la Sierra de Cabeza Llana, en las inmediaciones de la pedanía de Minateda. En él se pueden ver alrededor de unos 900 motivos pintados sobre una pared de roca creada de forma natural por la acción del viento. Se trata de figuras humanas y de animales, en su gran mayoría, que cuentan con una antigüedad de más de ocho mil años de antigüedad.Por otra parte, los esfuerzos del actual equipo de trabajo, se centran también «en la restauración de las Casas Cueva localizadas en los farallones Norte y Este del Tolmo de Minateda, pudiendo el visitante adentrarse en los modos de vida de las gentes que las habitaron hasta los años sesenta del pasado siglo».

Con todo, «la puesta en valor del yacimiento lleva consigo un ambicioso plan de restauración de las estructuras exhumadas, labor de igual importancia a la excavación propiamente dicha, y que facilita al visitante la comprensión de una ciudad con una longeva ocupación histórica en la provincia de Albacete».




Fuente: La Tribuna de Albacete



© 1999 - 2017 Consejo de Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica


Web desarrollada por el Servicio de Patrimonio Histórico de la Región de Murcia
Volver al Inicio