Arte Rupestre

NOTICIAS DEL ARCO






Contacto
 


Inicio > Noticias



La candidatura de Siega Verde a Patrimonio de la Humanidad supera una nueva fase

La candidatura de Siega Verde a Patrimonio de la Humanidad supera una nueva fase

La decisión final se tomará en junio de 2010 y corresponde al comité integrado por 21 países
 
Siega Verde, cerca de ser proclamado Patrimonio Mundial
La declaración de la 'Estación de arte rupestre de Siega Verde' como ampliación de los 'Yacimientos de arte rupestre prehistórico del Valle de Côa' está más cerca tras superar una nueva fase en el proceso de declaración como Patrimonio Mundial. Algunos de los criterios sobre los que se sustenta la propuesta de Siega Verde como merecedor de la declaración a Patrimonio de la Humanidad son que se trata de una obra de arte del genio creador humano, que es testimonio de una etapa de la historia del hombre, que es ejemplo de ocupación del territorio y que supone una obra artística de importancia universal excepcional.

La propuesta de la candidatura de Siega Verde como ampliación del yacimiento portugués está argumentada también con varios aspectos que identifican ambos yacimientos como iguales y, al tiempo, complementarios. Entre ellos, destaca que Siega Verde completa la variedad iconográfica de la fauna paleolítica en el occidente de la Península, que completa el conocimiento de las fases intermedias de la secuencia crono-estilística del arte paleolítico y que su existencia y comparación posibilita profundizar en el conocimiento de las relaciones 'tribales' y económicas de los primeros grupos de cazadores. Además, el yacimiento salmantino permite superar los límites artificiales de los Estados y encuadra las relaciones del Hombre con el Territorio.

Una vez aceptada la propuesta por la UNESCO, se inicia una nueva etapa en la que ICOMOS Internacional (organismo asesor de la UNESCO en materia de patrimonio cultural) realizará una evaluación técnica para confirmar que la candidatura presentada por la Junta de Castilla y León posee Valor Universal Excepcional y reúne los requisitos de integridad, autenticidad y protección legal exigidos para su inscripción en la Lista.

Esta evaluación implica, además del análisis del expediente, la visita al yacimiento de expertos evaluadores designados por ICOMOS, quienes emitirán un informe sobre los valores de Siega Verde. Ambas acciones serán la base sobre la que ICOMOS elevará al Comité de Patrimonio Mundial su recomendación. La decisión final corresponde al Comité de Patrimonio Mundial, integrado por 21 Estados Parte y será acordada en la sesión anual que tendrá lugar en Brasil en junio de 2010.

Valor Universal Excepcional

Declarado Bien de Interés Cultural como Zona Arqueológica en 1998, este yacimiento ocupa una extensión de 1,5 kilómetros y forma parte, por su continuidad geográfica y científico-tipológico, de un conjunto arqueológico que se extiende al otro lado de la frontera hispano-portuguesa y cuyo enclave más excelente es el yacimiento portugués de Fôz Coa, que ya cuenta con este reconocimiento desde 1998.

Fechado en el 16.000 a.C. (Paleolítico Superior), Siega Verde es el ejemplo más notable de las primeras manifestaciones de la creación artística humana. Esta concentración excepcional de grabados permite completar el conocimiento del proceso creativo abstracto de los primeros antepasados del hombre moderno y explica las relaciones sociales, económicas y simbólicas de aquellos primeros pobladores.

El yacimiento cuenta con una interesante aula arqueológica puesta en marcha por la Junta de Castilla y León en colaboración con la Fundación Rei Afonso Henriques y cuya gestión corresponde a la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León. La Junta de Castilla y León invertirá próximamente más de 370.000 euros para incrementar la calidad del aula arqueológica.

En el yacimiento de Siega Verde se han catalogado hasta 91 paneles con más de 600 representaciones de animales y algunos signos esquemáticos. Predominan sobre todo los cérvidos, bóvidos y caballos además de otras especies, hoy extinguidas y propias de climas glaciares, como renos, bisontes o rinocerontes lanudos. Para llevar a cabo estos grabados se emplearon dos técnicas, el piqueteado, que delimita a base de puntos el contorno de la figura, y la incisión a través de una fina línea grabada, sistema predominante en las figuras de menor tamaño. Descubierto a finales de los años ochenta, este conjunto de representaciones rupestres ha llegado íntegro hasta nuestros días gracias a su tardío conocimiento y difícil visibilidad



Fuente: Salamanca 24 horas



© 1999 - 2017 Consejo de Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica


Web desarrollada por el Servicio de Patrimonio Histórico de la Región de Murcia
Volver al Inicio