Arte Rupestre

NOTICIAS DEL ARCO






Contacto
 


Inicio > Noticias



Nuria Sanz: «Invertir en patrimonio es la mejor forma de rentabilizar nuestro ADN cultural»

Nuria Sanz Gallego, responsable de Arte Rupestre del Centro de Patrimonio Mundial de la Unesco, visitó hace dos semanas la Región para participar en un exitoso Seminario de Documentación Gráfica del Arte Rupestre que se celebró en Murcia y Yecla, una cuestión en la que la Unesco pone especial énfasis porque «hay que ser realistas. No podemos ir hacia delante con el 100% de lo que nos ha sido transmitido. Habrá que elegir en la consciencia de que cuanto más documentemos, menor será la resta; pero la resta siempre va a estar».
Junto a este dilema, el deterioro de este patrimonio es inevitable por «la biodegradación y porque el tiempo pasa para todo y hace que las cosas no se puedan conservar al 100% de sus potencialidades». En este sentido, Nuria Sanz insiste en que las nuevas tecnologías pueden «proteger aquello que se nos va a perder aunque hagamos muchos esfuerzos», además de permitir que «no se escapen cosas que el ojo no ve y estandarizar una serie de datos que son comparables». Para Nuria Sanz, «con la investigación aplicada, la conservación y las nuevas tecnologías podremos tener una lectura analítica y unas bases más homogéneas de cómo pensar los sitios en su conjunto».
-¿Qué podemos aprender del arte rupestre la sociedad actual?
-Una profunda sensibilidad y conocimiento del ambiente; una decisión de intención territorial; una recurrencia de sensibilidades, porque prácticamente todo el arte figurativo lo reconocemos y podemos disfrutar con la sensibilidad iconográfica que hay detrás; y una invitación a dudar de todo lo que pensábamos que era una cadena evolutiva muy clarita. El arte nos invita a pensar que nuestra conciencia, intelecto y simbolismo se desarrolla en los últimos 40.000 años; a concienciarnos de que sigue siendo una herramienta expresiva para un 1% de la población mundial; y, sobre todo, nos invita a pensar que si no nos ponemos en serio a pensar cómo queremos descubrir nuestra diversidad cultural y no nos damos mucha prisa, vamos a tener un libro sin muchas páginas.
-El arte rupestre vivo, ¿puede ayudarnos a entender mejor los mensajes prehistóricos?
-Creo que nos ayudan a comprender más el lugar donde vivimos. No se si se pueden desarrollar muchas lecturas, aunque la investigación cada vez deja un espacio más importante a la documentación etnográfica y a todos esos paralelos para los que todavía hay comunidades indígenas que pueden decir por qué lo hacen. Hay algunos científicos que creen que hace 40.000 años existía una gramática y una sintaxis que está en las paredes rupestres. Pero más allá de la narración, lo que nos importa es una sensibilización que tiene que ver con la manera de darnos cuenta de que eso es una forma de comunicación que no se termina porque no entendamos el mensaje. Por eso he querido exponer en Murcia un compromiso mundial por intentar generar espacios para seguir investigando.
-¿Es posible o factible en el mundo de desarrollismo que vivimos?
-Es bastante difícil. En algunos momentos de la historia es urgente esperar. Aquí, es urgente actuar generando conciencia e interés de las grandes instituciones, pero, también por capilaridad, llegar a un niño. Cómo acercarnos al mensaje científico transformándolo en un proceso sensible: se trata de recoger la memoria de las jóvenes generaciones donde se sigue produciendo arte rupestre y escuchar cómo todo el mundo lo siente; de generar una campaña mundial capaz de desvelar que aquello que no vemos nos está informando de lo que somos o de lo que podemos llegar a ser.
-¿Acabaremos viendo reproducidos todos los abrigos en 3D?
-Y ojalá que pase. Porque en términos de conservación, ciencia y patrimonio mundial, no tiene porque ser todo visitable, pero sí accesible a un nivel de significación: que la gente entienda y vea que la ciencia ha podido producir un mensaje detrás de una imagen.
-Si en arte conocer a los clásicos es clave para estar en la vanguardia, ¿qué papel juega el arte rupestre?
-El problema es que esto es un clásico dilatado en 40.000 años de historia. Y lo más sorprendente es ver que hay una serie de recurrencias en las figuraciones, en las composiciones… Esto nos habla de lo que éramos y lo que seguimos siendo de comunes, más de lo que somos de diferentes. Ese es el gran mensaje: luchar en la esperanza de poder comprender qué es lo que nos lleva hoy a tener nuestra capacidad simbólica y emocional y nuestra forma de comunicación, y vernos reflejados todos en algún momento de esa historia.
-Y en estos tiempos, ¿hay dinero para invertir en la preservación?
-Creo que la mejor forma de tener una cartografía en la vida es saber de dónde uno viene, y me consta que el patrimonio es una fuente fundamental en trazar lo que estamos dispuestos a hacer en el mundo. Cualquier cosa que se invierta en cultura y patrimonio es la mejor forma de rentabilizar nuestro ADN cultural y no hay muchas maneras más allá de una preservación activa, constructiva y concienciada de lo que es nuestro pasado.



Fuente: La Verdad



© 1999 - 2017 Consejo de Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica


Web desarrollada por el Servicio de Patrimonio Histórico de la Región de Murcia
Volver al Inicio