Arte Rupestre

NOTICIAS DEL ARCO






Contacto
 


Inicio > Noticias



El MAGa de Gandia recrea ritos funerarios y cultivos prehistóricos de la Safor

El Museu Arqueològic de Gandia está de aniversario. El MAGa cumple cinco años y para celebrarlo ha abierto al público dos nuevas salas de exposiciones permanentes que recogen los hallazgos prehistóricos realizados en la Safor en los últimos años.

Estas dos muestras vienen a completar las exposiciones permanentes con las que ya contaba el museo. Las nuevas salas arrojan luz sobre la agricultura y la ganadería de la comarca hace 5.000 años y sobre los ritos funerarios de los antepasados de los habitantes de la Safor.

La primera de las exposiciones lleva por nombre Els agricultors i ramaders de la Safor fa 5.000 anys y recoge restos de fauna, cerámica y herramientas cotidianas propias de este periodo encontradas en diferentes poblados al aire libre de la comarca.

La expansión urbanística y las obras públicas de los últimos años, han puesto al descubierto una serie de yacimientos en la llanura litoral que nos han permitido conoce la evolución de poblado hace unos 5.000 años, en el periodo del Neolítico Final.

Los hallazgos realizados en el barranco de Beniteixir, en Piles, en las zonas de La Vital y Sant Andreu en Gandia, y Sant Josep en Oliva ponen en evidencia la expansión del poblado a lo largo de la llanura litoral. Los pobladores se desplazaban buscando tierras más productivas y nuevos emplazamientos para su lugar de residencia.

El análisis de los restos remite a investigadores y público a una sociedad de base económica agrícola y ganadera.

El principal cultivo era el de los cereales, como el trigo y la cebada, pero también legumbres como habas, lentejas y guisantes.

Además, pastoreaban ganados de ovejas y cabras, empleando a los animals bovinos como fuerza de trabajo. También se utilizaban los recursos de la caza y la recogida de moluscos como complemento de su dieta alimenticia.

Por otro lado, El món funerari deja constancia de los ritos que utilizaban estas incipientes sociedades para enterrar a los suyos. La exposición está representada por el ajuar funerario y la réplica de un enterramiento en silo hallado en el Barranco de Beniteixir, en Piles.

En el ámbito de la organización social y las creencias trascendentales de aquellos grupos, los investigadores del MAGa han podido documentar la reutilización de algunos de los silos que se utilizaban para el almacenaje de alimentos como lugar para enterrar a los muertos.


Cambios en los ritos
La importancia de estos hallazgos reside en que permiten documentar un cambio en el ritual funerario: el rito colectivo deja paso al individual, reflejando nuevas creencias espirituales e ideológicas.

En la presente exposición se muestra una de las dos copias, realizada a escala natural, de los enterramientos aparecidos en el yacimiento del Barranc de Beniteixir.

Además, se puede contemplar la hoja de un puñal que apareció asociado al enterramiento de la Alqueria de Sant Andreu de Gandia.

La importancia de esta pieza reside en que es el objeto metálico más antiguo encontrado hasta la fecha en la Safor. Un simple objeto que se convierte en un indicio del paso a la Edad de los Metales.

Además, el MAGa ha actualizado el ámbito dedicado al arte rupestre, mediante la aportación de réplicas a escala natural de plafones que muestran los distintos estilos del arte rupestre prehistórico -naturalista, esquemático, macroesquemático- de la comarca y los alrededores.

El horario de las visitas guiadas para ambas muestras será de martes a viernes a las 11, a las 13 y a las 18 horas. Durante los fines de semana, tanto sábados como domingos, las visitas serán a las 11 y a las 13 horas.

Asimismo, para completar las mejoras en el MAGa de cara a la celebración del quinto aniversario, la dirección ha limpiado el antiguo pozo de donde salieron las campanas de la Seu Colegiata de Gandia.

Esta infraestructura se encuentra en la entrada del museo y explica el procedimiento que se seguía para fundir las campanas.

A la inauguración acudieron representantes políticos de la Corporación Municipal, con la alcaldesa en funciones Liduvina Gil a la cabeza, acompañada por el director del Gabinete de Políticas Culturales, Antoni Durà.

El director del MAGa, Joan Cardona, destacó los esfuerzos continuos de los arqueólogos e investigadores por mejorar los contenidos de las exposiciones y resaltó el carácter didáctico del museo, sobre todo con los talleres y actividades para niños y jóvenes. "Pretendemos que el MAGa sea un espacio donde reflexionar sobre nuestra historia", declaró.



Fuente: Las provincias



© 1999 - 2017 Consejo de Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica


Web desarrollada por el Servicio de Patrimonio Histórico de la Región de Murcia
Volver al Inicio