Arte Rupestre

NOTICIAS DEL ARCO






Contacto
 


Inicio > Noticias



Revilla afirma que nadie se quiere cargar Altamira sino reabrirla con cautela

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, está "indignado" ante la posibilidad de que la cueva de Altamira "quede cerrada a cal y canto" y aclara que "nadie" se la quiere "cargar", sino reabrirla "experimentalmente", con un mínimo de visitas, porque "es un Patrimonio de la Humanidad".

"Es de Cantabria y si es Patrimonio de la Humanidad es para que los humanos lo podamos disfrutar dentro de unos límites. ¡Nadie se quiere cargar eso, yo no soy un insensato!", asegura Revilla a Efe y recuerda que la reapertura de la cueva estuvo en el "ánimo" del Patronato de Altamira y así se aprobó y votó por este órgano el pasado 8 de junio.

En esa reunión, celebrada en el Museo de Altamira con la presencia de la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, el jefe del Ejecutivo cántabro y patronos como el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, se acordó por unanimidad reabrir, después de ocho años, la cueva de Altamira, aunque con "con todos los requisitos y garantías para mantener este bien excepcional".

Para cumplir estas garantías, el Patronato encargó a una comisión, constituida por representantes de todos las instituciones y expertos, que fijara antes de final de año un régimen de visitas de la cueva de Altamira. Esa comisión de representantes del Patronato y expertos se reúne mañana en Madrid.

Miguel Ángel Revilla cree que apoyar la reapertura de la cueva de Altamira es "de sentido común", si se hace con todas las cautelas y de forma experimental, porque considera que si es un Patrimonio de la Humanidad "es para que alguien la pueda ver".

Aunque reconoce que quizá, como señalan algunos científicos, la cueva estaría mejor cerrada al público, Revilla se ha preguntado si "alguien puede garantizar que entrando cinco personas o no entrando nadie, ¿eso va a significar que en lugar de vivir 300 años esas pinturas van a vivir 500?". "¿Dónde estará el mundo dentro de 500 años?", ha cuestionado.

Y ha añadido que las cuevas se van a deteriorar "entren cinco (personas) al día" o sin entrar nadie.

El presidente de Cantabria insiste en que la cueva se debe abrir al público con un mínimo de visitas y comprobar, después de un determinado periodo, si la presencia de visitantes afecta o no a las pinturas rupestres, porque ahora -recuerda- nadie puede acceder allí, excepto los científicos que "entran todos los días".

"Yo voy a pelear y voy a ir a todos los programas a hablar de este tema", ha asegurado Revilla sobre su intención de que se reabra la cueva de Altamira, porque ha lamentado que hasta ahora haya tenido que negar la entrada para conocer la 'Capilla Sixtina del arte rupestre' al ex presidente francés Jacques Chirac y al mandatario mexicano Felipe Calderón.

Y ha recordado la información que recibió de una "persona muy ligada" al Partido Demócrata de los Estados Unidos, que le dijo que Barack Obama tenía "una obsesión" por ver la cueva de Altamira.

"Ríete de lo del Papa en Cataluña. Si Obama viniera aquí, al Aeropuerto de Parayas con la familia a ver las cuevas, hemos hecho la publicidad gratis más impresionante que hayamos podido hacer en la historia de Cantabria", asegura Revilla.

Por ello, ha insistido en que aunque sea "controladísimamente y de manera experimental" la cueva de Altamira debe reabrirse al público, porque, además, ha considerado que como la cavidad ha estado cerrada en los últimos ocho años, ahora es "todavía más activo" como reclamo turístico para Cantabria.


 



Fuente: ADN



© 1999 - 2017 Consejo de Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica


Web desarrollada por el Servicio de Patrimonio Histórico de la Región de Murcia
Volver al Inicio