Arte Rupestre

NOTICIAS DEL ARCO






Contacto
 


Inicio > Noticias



La Unesco revisará los dibujos del Parpalló y Meravelles para declararlos Patrimonio Mundial

La similitud entre las pinturas rupestres de Gandia y Marsella prueba el vínculo entre grupos paleolíticos  "Exceptuando algunas muestras, se puede afirmar que fue el primer evento de población sistemática". Con estas palabras, el catedrático de Prehistoria de la Universitat de València, Valentín Villaverde, se refirió a los pobladores de la península ibérica hace más de 25.000 años que dejaron tras de sí abundantes conjuntos de arte rupestre.

Se trata de grupos de hombres de Cromagnon que ocuparon todo el arco mediterráneo, entre los que se encontraban los moradores de la Safor que habitaron en zonas como las cuevas del Parpalló y Meravelles, en Gandia. La Unesco ahora revisará los dibujos pintados en ellas para declararlos Patrimonio Mundial.

Las muestras artísticas que se han hallado a lo largo de los años son abundantes y muy importantes. Pero lo que más destaca, y corrobora además la primera afirmación, es la gran similitud que guardan los trazos estudiados en grutas que se localizan desde Andalucía hasta Cataluña. Los expertos van más allá y aseguran que incluso se han descubierto dibujos de animales en Marsella (Francia) casi idénticos a las ciervas y caballos del Parpalló. Tanto es así, "que se podría sustituir una por la otra", afirmó Villaverde.

Esas pinturas las descubrieron por casualidad unos submarinistas en el techo de una cavidad sumergida en el mar. Fueron realizadas hace unos 20.000 años, cuando allí no había agua.

Estas conclusiones demuestran un vínculo entre las distintas comunidades que, como nómadas que eran, fueron extendiendo sus tradiciones por todo el corredor mediterráneo, con miles de años de diferencia entre ellos. Desde entonces, y hasta la actualidad, el arte ha sido siempre un vehículo de identificación y mantenimiento de las señas de identidad.

Los dibujos encontrados y analizados en los dos abrigos rupestres gandienses dejan claro que fueron obra "de gente de un mismo grupo, que iba moviéndose y ocuparon ambas grutas dejando un buen ejemplo de arte mueble. Ahora queda establecer qué tipo de relación tenían entre ellos", añadió el catedrático.

El intercambio de conocimientos entre los expertos en la materia permite establecer relaciones incluso más allá de las fronteras nacionales. "Corresponde con la época de oro de los cazadores paleolíticos que se expandió por toda Europa, allí se especializaron en los mamuts y aquí, en cabras y ciervas", señaló.

Los dos yacimientos localizados en Gandia tienen ya una repercusión europea. El propio Villaverde ha mostrado en varias ocasiones fotografías con los dibujos analizados, ya que son claves a la hora de estudiar "una de las etapas más difíciles de comprender, por la falta de documentación".

En 1998, la Unesco estableció la denominación de Patrimonio de la Humanidad para todas aquellas muestra patrimoniales de relevancia, entre las que se incluyen aquellas de arte rupestre.


Las más ricas en patrimonio
Los primeros hallazgos en el Parpalló fueron en los años 20, cuando salieron a la luz las cerca de 6.000 plaquetas -arte mobiliar-, mientras que en Meravelles se encontraron las primeras muestras en los años 50.

Sin embargo, los dos grandes hallazgos no se produjeron hasta hace unos años. En el primer caso, el grabado de un caballo en 2001, y en el segundo, dos años después. Este año, la Unesco revisará todos los descubrimientos realizados desde 1998 para actualizar el inventario.

Será entonces cuando los dos abrigos saforenses gozarán oficialmente de esa consideración y se incorporarán a los catálogos de arte rupestre.

Los tesoros prehistóricos gandienses tienen importancia por sí solos. Pero más aún si se tiene en cuenta que no son muchos los que se han encontrado y conservado de una época tan antigua. Restos anteriores a 15.000 años hay bastantes, pero a partir de esa fecha, se reduce mucho la documentación. En la Comunitat Valenciana se conocen 425 sitios repartidos en 93 municipios. De todos ellos, sólo cinco pertenecen al periodo del Paleolítico Superior, y dos de ellos se encuentran en la capital de la Safor.

Con la característica añadida de la gran abundancia de restos contabilizados: 393 muestra muebles (plaquetas con dibujos completos de animales) y uno parietal (en la roca) en el Parpalló, muy por encima del resto; y 15 representaciones parietales en Meravelles: caballos, uros, toros, cabras y ciervas, fundamentalmente.

El atractivo de esas zonas crece dado que son las únicas que tienen potencial para ser abiertas al público, por su accesibilidad. La mayoría "tiene unos accesos imposibles, lo que a su vez actúa como defensor y protección natural", declaró el técnico de Arte Rupestre del Instituto Valenciano de Restauración y Conservación de Bienes Culturales de Valencia, Rafael Martínez.

En ese sentido, el director del Museu Arqueològic de Gandia (MAga), Joan Cardona, recordó que ambas grutas cuentan desde hace tiempo con vallas protectoras que impiden el paso a la gente, coincidiendo su instalación con los grandes descubrimientos y el inicio de los trabajos de limpieza e inventarización.

Si bien es cierto que en Meravelles no existe todavía un proyecto claro para su apertura al público, en el caso del Parpalló este sí está mucho más avanzado.

Es uno de los puntos fuertes dentro del Paraje Natural Municipal Parpalló-Borrell, en el que además de la apertura de sendas por el barranco, se prevé el acondicionamiento de la gruta para su musealización y exposición al público



Fuente: lasprovincias.es



© 1999 - 2017 Consejo de Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica


Web desarrollada por el Servicio de Patrimonio Histórico de la Región de Murcia
Volver al Inicio